Para desarrollar nuestro potencial tenemos que fortalecer nuestras características positivas y trabajar nuestras debilidades, a esto se dedica el Coaching, que facilita herramientas para que el consultante reconozca y alcance sus objetivos.

 

Principios del Coaching (los 4 pilares del templo): 

 

1) Es un aprendizaje: Todas las partes involucradas aprenden. Promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales. El buen aprendizaje es acción.

 

2) Es sistémico: Estamos hechos de vínculos. Pertenecemos a un sistema compuesto por múltiples relaciones. La acción humana no es lineal, el Coaching se vale del pasado para entender el presente, y toma al futuro como espacio de proyección. 

 

3) Confía en el potencial de cada quien: El Coach no debe aconsejar, ni presionar, ni indicar soluciones. Su rol es allanar el camino para que el consultante encuentre las  herramientas para alcanzar sus propósitos.  

 

4) Es flexible y riguroso a la vez: Se adapta a una gran diversidad de situaciones, y al mismo tiempo es firme para asegurar el logro de los resultados. 

 

Galileo Galilei: “No podemos enseñarle nada a la gente; sólo podemos ayudarlos a que descubran lo que hay en su interior”.

Consúltanos por nuestras sesiones individuales y talleres.

© 2018 @Revitalidad
 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now